Sesenta propuestas de estudios especialmente seleccionados emergentes de arquitectura, reflexionan a través de esta Competencia, sobre los nuevos modos de habitar, incorporación de la tecnología y el impacto sobre el medio ambiente.

Ideado por el arquitecto Daniel Silberfaden, UNACASA (Habitar Contemporáneo) es una competencia que busca reflejar cómo los nuevos modos de habitar y las nuevas familias o núcleos de la sociedad impactan en la vivienda. Nuestro estudio PLURAL ARQUITECTOS fue seleccionado e invitado a participar de esta propuesta que nuclea a sesenta estudios de arquitectura compuestos por destacados jóvenes arquitectos de Argentina y países como Perú, Paraguay, Bolivia, Uruguay y Brasil.

“En países como los nuestros los déficits de vivienda llegan a millones. Y por lo tanto continuar pensando la arquitectura y la construcción en términos artesanales, no parece un plan a seguir. Nuestras casas pensadas en términos artesanales o de siglos pasados son ineficientes”, reflexiona Silberfaden.

El Jurado, integrado por los reconocidos profesores, arquitectos Pablo Sztulwark, Jorge Remes Lenicov y Eduardo Leston, tiene por misión seleccionar cinco Estudios finalistas sobre los sesenta invitados, para proyectar casas contemporáneas que serán lanzadas al mercado por una empresa de viviendas industriales.

Esta competencia apunta a generar viviendas que, por un lado, representen las necesidades de nuestro tiempo, pero a la vez, tenga la eficiencia de un automóvil. La historia de la industria automotriz, en 100 años, desde la aparición de la línea de montaje creada por Henry Ford, logra convertir a un vehículo en algo preciso, que se puede fabricar en serie, y que ha ido incorporando no sólo diseño sino también cuestiones que tienen que ver con el confort y la seguridad. Si esto lo trasladamos a las viviendas, se comprueba que aún las de más alto standard, siguen teniendo problemas. Esta competencia invita a dar comienzo a una etapa nueva, tomando este punto de partida conceptual.

Los cinco estudios finalistas serán los creadores de prototipos de vivienda que se venderán, de a miles, en mercados y supermercados, y que se transportarán a lo largo de todo el país e incluso a países limítrofes. El abordaje es trabajar a partir de los nuevos modos de habitar, y el desafío es una vivienda pequeña. Una casa, quizás la primera casa. La familia tipo tradicional ha quedado en la historia y hoy la sociedad ha evolucionado hacia nuevos modelos. Investigaciones desarrolladas, entre otros por Jorge Sarquis, han compilado hasta 27 modelos familiares posibles. Que condicionan, todos ellos, los “nuevos modos de habitar”.

“La pregunta es cómo nuestras casas responden a estas nuevas realidades, de qué forma se logra desjerarquizar la vivienda, flexibilidad frente a los cambios, cómo articular la convivencia entre las actividades tradicionales del hogar y las nuevas modalidades como el trabajo en casa, cuestiones de sostenibilidad no sólo del producto terminado sino durante todo el proceso constructivo, de economía, de ahorro energético, entre otros parámetros”, explica Silberfaden.

Los trabajos finalistas serán contratados por la empresa patrocinante, para realizar el proyecto y supervisar las viviendas prototipos, hasta el ajuste perfecto de todas sus piezas y a partir de allí comenzará una producción en serie que intentará cubrir todo el territorio argentino y países limítrofes. Como detalle innovador, los arquitectos ganadores, al margen del honorario clásico, cobrarán un porcentaje por cada vivienda vendida de su autoría durante 5 años.

“Agradecemos a todos los participantes por su compromiso y dedicación a este proyecto que transmite una visión poderosa sobre los nuevos modos de habitar y la vivienda del siglo XXI, un trabajo colectivo que excede los límites de esta competencia y se perfila como un documento que aporta reflexiones y visiones tan diversas sobre uno de los temas más trascendentes de nuestra disciplina, el habitar contemporánea y el derecho a una vivienda digna”, destaca Silberfaden.

En el proyecto presentado por nuestro estudio, hubo colaboración de arquitectos de distintos países, ellos son: Miguel Duarte (Paraguay), Rosario Segado (España), Víctor Ebergenyi (México), Augusto Montes de Oca, Carlos Sarcay y Paulo Vera (Argentina).